jueves, 18 de agosto de 2016

Osamenta de la niña desaparecida

Los restos fueron encontrados en Los García, del municipio Pedro Brand, a una distancia de 500 metros de la vivienda de Diolandita Cabrera y Manuel Reyes, madre y padrastro de la niña de 10 años, Carla Massiel Cabrera Reyes, desaparecida en el 2015.

Fue hallado en un furgón y envuelta con la ropa que llevaba puesta el día que desapareció. Existe la posibilidad de que otros cuerpos estén dentro de los furgones ubicados en el lugar del hallazgo.


Investigaciones a los padres
Diolandita Cabrera y Manuel Reyes,  fueron interrogados por la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) en el destacamento de Las Caobas, y conducidos al Palacio de la Policía, a la dirección de Homicidios para ser entrevistados con relación a la osamenta que fue hallada.

Incort
El director del Instituto Nacional de Coordinación de Trasplantes (Incort), Fernando Morales Billini, dijo que el robo de órganos en República Dominicana es “una leyenda urbana”.

La aclaración del especialista surge tras la información difundida sobre la osamenta encontrada de la niña Carla Massiel Cabrera Reyes, raptada y presuntamente asesinada para extraer algunos de sus órganos.

El especialista considera que las noticias sobre la extracción ilegal de órganos son leyendas urbanas y que circulan cuando hay escasez de información.

“Nos vemos en la necesidad de desmentir esto y decirle al pueblo dominicano que estas son leyendas urbanas, son inventos, ya que en nuestro país esto es imposible, no se ha determinado en el mundo un solo caso y si existe es aquel que por una situación económica muy difícil se atreve a vender un órgano, pero esto es penalizado”, aclaró.

Resaltó que en nuestro país solamente pueden ser donantes el 2 o 3 % de todo el que fallece en un hospital .

Además explica que para llevar a cabo la extracción de órganos, que es un procedimiento complejo, se requieren más de 40 especialistas en un centro especializado y otros elementos técnicos que mantienen los órganos extraídos en correcto funcionamiento para su función orgánica.

El vocero de la Policía Nacional
Nelson Rosario, informó que se realizó un allanamiento en una clínica de Santo Domingo Este, acción que forma parte de las investigaciones.

Rosario habló del tema al ser cuestionado por periodistas sobre una supuesta intervención de las autoridades en una clínica con relación a la desaparición de la niña Carla Masiel, y las especulaciones acerca de que habría sido ultimada y sus órganos llevados a ese centro de salud.

Dijo que las investigaciones del caso Carla Masiel, quien desapareció el 25 de junio, están avanzadas y que están a la espera de los estudios de los restos hallados el pasado martes en un terreno baldío en el paraje de Los García, para ver el rumbo que toma el caso.

Presos por el crimen
El 29 de diciembre del pasado año le fue dictada medida de coerción de tres meses de prisión preventiva a dos hombres supuestamente involucrados en el hecho.

Juan Cabral Martínez, alias Chuti, y Dawin Trinidad Infante, fueron identificados de ser quienes raptaron a la pequeña Carla.

Según el expediente del ministerio público referente a ese caso, una menor manifestó ante la Unidad de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género Intrafamiliar y Delitos Sexuales de la provincia Santo Domingo que vio a Carla Massiel con una mano agarrada, sangre en la nariz y la frente, corriéndole a un hombre que ella identificaba como grande y flaco con dos estrellas en los brazos. Posteriormente, la menor identificó a Juan Cabral Martínez como la persona que perseguía a Cabrera.

El otro testigo reveló que el mismo día de la desaparición de la niña pudo ver a dos personas que montaron a la niña en una motocicleta. Tras presentársele fotografías de los imputados pudo identificar a Dawin José Trinidad Infante, como la persona que tenía la pistola en la mano, agarró a la menor y la subió a la moto.

José Trinidad, padre de Dawin José Trinidad, había desmentido que su hijo tuviera algo que ver con el caso de Carla Massiel y habló contra la madre de ésta, acusándola de ser la que vendiera a su hija.

“Diolandita y su esposo tenían mucho dinero porque ellos compraron un terreno en el barrio después de esa desaparición, ¿De dónde sacaron eso? Nadie los investiga, solo dan crédito a lo que ella dice. Un día acusa a alguien y otro día a otra persona”, enfatizó el padre de uno de los acusados.

José Pérez, padre biológico de Carla Massiel Cabrera, acusó directamente a su ex concubina como la responsable de la desaparición de la menor.  Dijo que ella y su esposo “vendieron a mi hija... ¿cómo es posible que en un abrir y cerrar de ojos desapareciera ante las narices de todos y nadie viera nada? La verdad es que yo no me como ese cuento, las autoridades deben investigarla con mayor profundidad”.

Pérez quitó a la madre la custodia de la otra gemela por desconfiar de ella; pero la madre la recuperó varios meses después.

El padre biológico de la niña también es acusado por Diolandita Cabrera, de ser “compinche” de Dawin José Trinidad y Juan Cabral Martínez, quienes están recluidos en la cárcel La Victoria.

“Mi ex esposo conocía bien a esos delincuentes porque él les hizo casas a sus familiares. Para mí todos ellos están compuestos en esto”, sostuvo Cabrera.
El padre de Carla se encuentra en Samaná.

Su hermana gemela, Perla Massiel Cabrera y su hermanito Ángel Gabriel, no saben nada. Desde el martes, la madre se la ha pasado fuera del sector en  investigaciones.

No hay comentarios:

Adbox