martes, 7 de marzo de 2017

Asesinatos rutinarios


Una pareja de esposos, y la madre de uno de ellos, fueron asesinados en el sector Los Guaricanos, en el barrio Ponce.
 
Los muertos son Ginelle Payano, de 27 años, Gerardo Montero Medina y la madre de éste, Arinet Medina, quienes habrían sido asesinados por el esposo de la expareja de Montero Medina.
 
Según residentes del lugar, los occisos habían ganado una litis judicial por una casa donde se produjo la tragedia.
 
Las tres personas acudieron a la casa, ubicada junto al  colmado “El Baratón”,  propiedad de la ex esposa de Montero Medina y su nueva pareja,  quienes se encontraban allí.  El matador, se percató de la llegada de Montero Medina, su madre y su esposa que se dirigieron a la casa,  donde se originó una discusión entre los dos hombres.
 
El asesino sacó su pistola y habría hecho más de quince disparos matando a las tres personas.
 
Tanto el hombre que disparó como su esposa estarían prófugos. Las víctimas vivían en el sector de Capotillo.

En Santiago.-
Una niña de siete años y una mujer fueron muertas a tiros y dos sobrinos resultaron heridos, en un colmado en el sector Mella I, del barrio Cienfuegos.
La menor,  Carmen María Jiménez Padilla y su tía Esmeralda Padilla Mercado, de 45 años, mientras que los heridos son los hermanos Eustacio y Rafael Jiménez Padilla, sobrinos de la mujer. Se dijo que la niña era e hija de uno de los heridos.
La tragedia fue provocada por Santos Antonio Carrasco Pérez, quien utilizó una pistola marca Húngaro, calibre 9 milímetros, con numeración limada.
Pérez Carrasco se entregó en la sede principal de la Policía Nacional y dijo que cometió el hecho porque desde hacía siete años tenía problemas con Esmeralda quien a pesar ser vecinos, desde la casa de ella, ubicada en la calle 8 esquina 30, ponía música con un volumen que le molestaba, así como la caída de agua desde esa vivienda a la suya.
Dijo que la noche del domingo, al llegar a su casa se encontró con la misma situación, por lo que salió a buscar a la mujer, ubicándola en el negocio, y disparando contra ella y los demás parientes que estaban en el sitio.
Tanto Padilla Mercado como la niña murieron de manera instantánea, al ser impactadas por varios proyectiles, en tanto que los hermanos Eustacio y Rafael Jiménez Padilla se encuentran internos en el hospital regional universitario José María Cabral y Báez.

No hay comentarios:

Adbox