miércoles, 26 de abril de 2017

Iglesia apoya vacunación de niñas




El inicio
Los ministerios de Salud Pública y Educación de la República Dominicana comenzaron la campaña de vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) a unas 200.000 escolares con edades de nueve y diez años.

La ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino, explicó que las mujeres dominicanas pobres son las que más enferman y mueren a causa del cáncer de cuello uterino por no disponer de los 8.000 pesos (168 dólares) que cuesta la vacuna.

Eso significa que una parte de la población de 2.600.000 mujeres con edades entre 25 y 74 años es vulnerable a la enfermedad, “por esa razón los ministerios de Educación y de Salud han coordinado su acción, para prevenir el cáncer de cuello uterino y mejorar el acceso a los servicios de salud, particularmente en el primer y segundo nivel de atención”, explicó.

Tras resaltar la decisión y voluntad del ministro de Educación, Andrés Navarro, para hacer posible esta jornada, la ministra aseguró que el cáncer cérvicouterino tiene una alta tasa de mortalidad, siendo el promedio en 2017 del 14 % de los casos detectados, al oscilar entre 9,8 y 17 %.

En la República Dominicana la mayoría de pacientes es diagnosticada en estado avanzado, “lo que hace más difícil y costoso su tratamiento y favorece la alta mortalidad de mujeres en edad productiva”, apuntó.

Guzmán Marcelino reveló que las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) sólo en 2012 registraron 528.000 casos diagnosticados de cáncer cérvicouterino, de los cuales 83.000 son de la región de las Américas y el Caribe, con un índice de mortalidad en tres veces mayor que el registrado en Norteamérica.

Advirtió que, de mantenerse las tendencias actuales, producto de los enormes niveles desigualdad en la región, el número de muertes por esta dolencia aumentará en un 45 % en América Latina, para 2030.

En tanto, las previsiones apuntan a que en 2017 en la República Dominicana se diagnosticarán 780 nuevos casos y 110 defunciones (14 %) de mujeres que padecen del cáncer provocado por el VPH, correspondiendo el 91 % de los casos a mujeres con edades comprendidas entre los 25 y los 74 años.

El Virus del Papiloma Humano es una infección de transmisión sexual que ocurre en la etapa temprana de la vida de la mujer, a los 15 años particularmente, cuando se inician las relaciones sexuales, por lo que la vacuna funciona como herramienta preventiva.

La vacuna es 98 % segura en la prevención contra los virus 16 y 18, responsables del 70 por ciento de los casos de cáncer de cuello de útero, y desde 2008 hasta la fecha en el país se han inoculado unas 70.000 dosis de la vacuna.

A nivel mundial otros 67 países vacunan de manera regular contra esa enfermedad.
Salud Pública realizará un proceso similar transcurridos seis meses desde esta jornada de vacunación para aplicar la segunda dosis requerida para la debida protección de las niñas. EFE

El comunicado de la iglesia católica
En el se manifiesta apoyo a la campaña de vacunación contra el Virus del Papiloma Humano iniciada por los ministerios de Salud y de Educación para estudiantes entre los 9 y 10 años de edad.

El Arzobispado de Santo Domingo explicó que se llegó a esta conclusión luego de conocer la aprobación que tiene esta vacuna entre las sociedades Dominicana de Pediatría, de Ginecoobstetricia, de Infectología, el Colegio Médico Dominicano y de la Sociedad Americana contra el Cáncer.

Indica que “el Virus del Papiloma Humano puede llevar al cáncer de cuello de útero, al cáncer anogenital, de garganta, de cabeza y de amígdalas.

En este momento en la República Dominicana son diagnosticadas cada año más de 1,500 mujeres con cáncer del cuello del útero, siendo el 76% de los casos vinculados a este virus.

Este cáncer del cuello uterino es la segunda causa de muerte por cáncer en nuestro país”.

Asimismo, señala que “según los especialistas, los efectos secundarios de esta vacuna son similares a los dos otras como dolor, hinchazón en el área de aplicación de vacuna, fiebre, malestar general y taquicardia. Pero, según la Asociación Americana contra el Cáncer en su informe sobre esta vacuna, no hay datos que sugieran que la misma cause infertilidad como se ha propagado por las redes, medios sociales y por el rumor popular. Al contrario, puede ayudar a proteger la fertilidad al prevenir problemas ginecológicos relacionados con el tratamiento de cáncer”.

La iglesia llamó a las parroquias, centros educativos e instituciones de salud a promover la aceptación de la vacuna entre las familias y en las niñas que las recibirán.

En virtud de los beneficios, la iglesia invita a “acoger este esfuerzo del Ministerio de Salud y del Ministerio de Educación, para proveerla a toda la población femenina de 9 a 10 años”.

Con la campaña se pretende vacunar a 190,000 niñas en esta etapa. La vacuna se aplica en dos dosis, con una diferencia de seis meses.

No hay comentarios:

Adbox