miércoles, 3 de mayo de 2017

Luz la embarazada que tiene malformación cerebral

La dirección del hospital Ney Arias Lora aclaró que el tratamiento a que debe ser sometida una mujer de 26 años embarazada de 18 semanas que tiene una malformación cerebral, no obliga a que se le practique un aborto.

El director del centro de salud, Amaury García, aseguró en rueda de prensa que la condición de la mujer, diagnosticada con hemorragia cerebral, puede ser tratada sin afectar la criatura.

García explicó el equipo médico que le atiende en ese hospital, trata su caso como un embarazo de alto riesgo para darle el seguimiento de lugar por lo cual la joven oriunda de Pimentel, provincia Duarte, deberá quedarse en Santo Domingo.

Destacó que la mujer está embarazada por tercera ocasión, y que solo ahora descubrió que posee una malformación cerebral congénita.

En torno al caso, el Foro Feminista Magaly Pineda advirtió este lunes al Gobierno que denunciará ante el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) cualquier violación que atente contra la vida de la embarazada de 26 años, madre de dos hijos.

La entidad consideró "inconcebible" que luego de 11 días internada en ese hospital la mujer no haya recibido ningún tratamiento médico en vista de que los especialistas piden que sea desembarazada ante de aplicar el tratamiento.

El foro, que es coordinado por un equipo que incluye a las dirigentes feministas Sergia Galván, Lourdes Contreras, Fátima Lorenzo, y Katerin Jaime, exteriorizó preocupación por la vida de la mujer que tiene 18 semanas de embarazo.

Recientemente, la ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino, y Nelson Rodríguez Monegro, director del Servicio Nacional de Salud (SNS), emitieron un comunicado conjunto en el cual dispusieron que la mujer continúe embarazada.

La controversia se origina porque el Código Penal del país prohíbe el aborto en cualquier circunstancia.

El foro llamó "anacrónica" la legislación del Código Penal y exigió que la embarazada sea tratada con los más altos estándares de atención y salud y criterio científico.

"Hacemos este reclamo bajo estricto apego a la ética que significa respeto a la vida". EFE.

No hay comentarios:

Adbox