miércoles, 26 de julio de 2017

Rapto y posterior asesinato fue realizado por un ex empleado del padre

El director de la Policía Nacional, mayor general Nelson Peguero Paredes, reveló que el rapto y posterior asesinato del joven Eddy Peña, de 34 años, lo realizó un ex empleado del padre del occiso que tenía una orden de arresto por dos robos que había cometido.

Juan Carlos Zapata Mendoza (Kiko 7), acusado de raptar y asesinar a Eddy Peña, era perseguido desde hace un mes por doble homicidio.

“Cabe destacar que estamos hablando de un delincuente, el cual también tiene responsabilidad en dos muertes en la ciudad de Mao producto de robos que se realizaron en esa ciudad”, señaló el director general de la Policía Nacional, mayor general Nelson Peguero Paredes.

Zapata era buscado por la muerte de Eduardo Antonio Rodríguez y un nacional haitiano solo identificado como San San.

Según la Policía, el acusado cometió estos homicidios junto a  Valentín Peña Gómez, Juan Bautista Martínez Ciriaco y una mujer solo identificada como La Rubia.

Peña, de 34 años de edad, fue raptado la mañana del lunes por desconocidos a los que mostraba una yipeta Kia Sorento del año 2011, placa G311836, suceso que fue registrado por las cámaras de seguridad del local. Se sospecha que el vehículo era alquilado.

Posteriormente, su cadáver fue localizado en unos matorrales en Villa Fundación, San Cristóbal, con un balazo en la cabeza, mientras el vehículo fue hallado quemado en Santiago, en las proximidades del Vertedero de Rafey, según informaron las autoridades.

No hay comentarios:

Adbox