lunes, 3 de julio de 2017

Recibe imposición oficial del palio arzobispal

Durante una solemne eucaristía celebrada en la Catedral Primada de América, el arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, recibió la imposición oficial del palio arzobispal que entregó el papa Francisco en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

Estuvo a cargo del nuncio apostólico  monseñor Jude Thadeus Okolo, quien ofició la misa en acción de gracias por la salud e intenciones de Su Santidad, el papa Francisco, en la que participaron obispos, sacerdotes, diáconos y gran parte del clero de la Iglesia católica, donde además se dio apertura a la LV (55) Asamblea Plenaria de los Señores Obispos de la República Dominicana.

Ozoria agradeció a sus padres por enseñarle el camino de la fe y amar a Dios. Indicó que debido a la responsabilidad que le fue  impuesta  pretende responder sirviendo y obedeciendo a la Iglesia representada por el Papa.

“Agradezco grandemente eso que me transmitieron mis padres. Lamentablemente entre nosotros hay un ambiente del prestigio de un cargo, y esa no es la línea que Jesucristo nos enseña. En la Iglesia el poder es el servicio”, manifestó Ozoria.

El palio arzobispal es una cinta o banda de lana blanca de oveja que representa la comunión de la sede metropolitana, así como la de los obispos de la Provincia Eclesiástica con la Iglesia universal presidida por el sucesor de Pedro, en este caso el papa Francisco.

El mismo se coloca sobre la casulla y rodea los hombros, en forma de collarín, con dos apéndices que caen sobre el pecho y la espalda. Incorpora además, seis cruces negras bordadas, una en cada hombro, dos más por delante y otras dos por detrás.

Despiden a Okolo.
El nuncio Okolo, permaneció por espacio de tres años en el país, fue designado para el mismo cargo en Irlanda por Su Santidad el papa Francisco.

“Este es una maravilla de país, al llegar era casi fácil encontrar las palabras para aterrizarme, hoy para agradecer a todos ustedes y despedirme  no encuentro las palabras idóneas, que Dios les bendiga”, manifestó Thadeus Okolo.

La eucaristía fue también motivo para celebrar los 50 años de sacerdocio de monseñor Pablo Cedano, obispo Auxiliar Emérito de la Arquidiócesis de Santo Domingo.

No hay comentarios:

Adbox