martes, 12 de septiembre de 2017

“El amor nunca deja de ser”

Para que se amen cada día, para que “no se ponga el sol con el enojo” y para que sea “cariñosa aun cuando él no se lo merezca, como se indica en Efesios, basaron sus predigas la noche de unión de Karla Diaz Alba y Jorge Luis Tamarez Camilo los pastores Sucre y Adrienne Alba.

La ceremonia y recepción nupcial fue realizada en Los Jardines de Victoria de León, en Moca, donde la vegetación y la armonía se manifestó amainada por la tarde y noche que “Irma” que alborotada por el Caribe, brindó al Valle de la Vega Real, del Cibao.

Con una decoración preparadas por Manuel Adames, con flores de colores pasteles y alegres y vestimentas claro en código boho chic, evocaron tiempos en que damas se engalanaron y en sus jardines disfrutaban sanos encuentros.

En la celebración de la unión matrimonial las madres de ambos llevaron hasta la glorieta a los enamorados.

La novia por su madre Consuelo Alba y al novio, la suya, Nina Camilo, cual emotivo, toda una noche, mostrando el inmenso amor surgido en poco tiempo, en otra de las historias que Cupido realiza.

Durante toda una noche bailable con el grupo FrankOS, divertida en la hora loca con la Jumbo Banda, el equipo de fotógrafos de Gilberto Liz Polanco,  dirigiendo la actividad...hasta el otro día... se disfrutó. 

No hay comentarios:

Adbox