viernes, 18 de mayo de 2018

Determinarán origen y composición de sustancia “droga zombie”

La sustancia conocida como  “droga zombie”, es usada por individuos para asaltar ciudadanos en centros comerciales y otros lugares.

Fue creada una comisión constituida por la Procuraduría General de la República, la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), el Consejo Nacional de Drogas, el Ministerio de Salud Pública, y la Dirección Central Antinarcóticos (Dicam),  ante la preocupación  del director ejecutivo de Casa Abierta, Radhamés de la Rosa.

Segura advirtió sobre el uso, con fines delictivos, de la sustancia  o cóctel de sustancias que en otras latitudes ha sido bautizada como  “burundanga”, “beso del sueño” o el “aliento del diablo”, que tiene la característica de anular la voluntad de las personas.

La sustancia es un alucinógeno que se expresa en distintos colores, disuelto en un polvillo cuyos manejadores obvian poner la mano, usando guantes para no ser afectados de manera directa por el polvo, usando también aerosol como forma de evitar sus consecuencias.

El efecto de la sustancia puede durar de entre dos y tres horas y las personas no pierden el conocimiento, sino que obedecen a cuanto se les pide, hasta entregarles carteras e ir a donde les sea pedido, incluyendo a un cajero. 

Según el portal Psicología y Mente, la burundanga, también llamada escopolamina, ha resultado ser la substancia psicotrópica perfecta para los agresores, pues provoca un automatismo en el cerebro de la víctima causando un estado de sumisión ante cualquier orden. De este modo, algunos delincuentes y agresores sexuales suministran el fármaco a la persona que desean robar, violar o incluso asesinar. Una vez consumido, la víctima queda totalmente desprotegida.

La droga zombie anula la voluntad de la víctima en pocos minutos. Es como si la víctima quedase “hipnotizada” a manos de su agresor. Se elimina completamente el libre albedrío. El cerebro queda automatizado haciendo lo que se le ordena y respondiendo sin censura. Quienes intentan suministrar esta droga sin que la víctima se dé cuenta lo hacen poniéndolo en alimentos, pañuelos, tarjetas, billetes, hojas, en perfumes, cremas o ungu¨entos que la víctima toca y entra al torrente sanguíneo por contacto dérmico y es cuando se pierde la voluntad.

No hay comentarios:

Adbox