sábado, 21 de julio de 2018

Diseñadora de interiores dominicana gana doble medalla de oro en IX Bienal Internacional CIDI en México

La entrega del premio se efectuó en el marco del seminario Nuevas Caras del Diseño realizado en la Universidad Iberoamericana, evento organizado por directivos de esta alta casa de estudios y por la diseñadora de interiores Sandra Gómez, y en esta plataforma el Señor Dolores realizo la entrega del premio, el cual no pudo entregar en México a causa del terremoto del año pasado.

Luego de agradecer por haber recibido tan distinguido galardón, la destacada diseñadora comentó que su proyecto consiste  de  un apartamento residencial  ubicado  en  el  centro  de  la  ciudad  de  Santo  Domingo,  República  Dominicana, cuyo  diseño arquitectónico y de  interiores logra que  predominen  la  armonía  y  el  sosiego,  creando  un  remanso  de  paz  en  medio del  contexto  urbano lleno  de  rapidez,  altas demandas y estrés.

Calidez Urbana. 
Esta propuesta se  destaca  por conservar lo  que  el  espacio  ofrece,  adecuándolo  a  las  necesidades  del  cliente  sin  recurrir  a  modificaciones  estructurales,  dejando  intacto  los  techos  y  complementando utilizando  preferiblemente  MDF  y  madera  procedente  de  reforestación  sostenible  de  Brasil.

Con esto la diseñadora María Gabriela Mendoza  logra generar a  través  de  adaptaciones  que  se  apoyaron  en  combinaciones  de  materiales, textura  y  color,  espacios  diseñados  de  forma ergonométrica,  creando  áreas  que  invitan  al  disfrute  y  deleite  de  sus  usuarios  en comodidad.

Uno  de  los  mejores  ejemplos  del  aprovechamiento  de  las  estructuras  que  destacan  el  proyecto  fue  el  trabajo  realizado  en  el  área  del  comedor,  donde  existía  un cierre  en  vidrio  y  acero  inoxidable  que  le  daba  un  aspecto  corporativo  al  espacio. Sobre  esto  se  diseñó  y  construyo  un  gran  pórtico  de  madera  para  recubrir  el  vidrio  sin  tener  que  eliminarlo.  

Esta  propuesta  permitió  transformar  un  espacio  frío  y  poco  residencial en  uno  más  cálido,  tal  y  como  el  cliente  deseaba.  Las  demás  áreas  se  diseñaron  destacando  la  esencia  masculina  y  sobre  todo  conectándose  a  los  orígenes  del  cliente, por  eso  se utilizo  madera  en  todas  las  áreas para aportar calidez,  naturaleza  y  armonía.

Vale  mencionar  que  en  los  espacios  intervenidos  también  se  utilizaron  tonalidades neutras  y  se  acentuaron  detalles  en  tonos  vibrantes.    Como  resultado  final  se  obtuvo  un  refugio  acogedor,  cálido  y  humano  que  no  cae  en  lo  barroco  sino  que  da  paso  a  lo  contemporáneo. 

Al  mismo  tiempo,  se  utilizaron  los  recursos  que brindó  la  estructura  original  creando  un  diseño  sostenible  donde  se  logró  respetar  la  naturaleza  de  los  espacios  elegidos  para  reflejar  una  historia  de  vida,  y  un  ambiente  cálido  de  hogar  que  es  a  su  vez  funcional  y  perfectamente  estilizado.

No hay comentarios:

Adbox